"2019, AÑO POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER"


Bachillerato Integral Comunitario No. 08 de Santa María Nutío     Clave: 20EBD0008W


     Mitos y Leyendas de SANTA MARÍA NUTÍO



En la comunidad de Santa María Nutío como en cualquier otra comunidad, nuestros ancestros han dejado mitos y leyendas de las que actualmente nos regimos para probar ciertas cosas que desconocemos. En esta comunidad existen muchos mitos y leyendas de las que mencionamos a continuación:

ÑUU CHIT'YO


Cuenta la leyenda que los primeros pobladores se encontraban en el cerro de la chinche que se encentra en la raya con nuevo progreso. Se dice que en este cerro no había agua por eso mandaban a sus hijos a una ciénaga (lugar pantanoso) para llevar el agua que necesitaban dicho lugar se situaba en donde hoy en día esta el domicilio del señor Natalio Bautista. Hubo un día en que los señores mandaron a sus hijos para traer agua pero pasó el tiempo y no regresaron entonces decidieron ir a buscarlos y al percatarse que el lugar era perfecto para vivir decidieron quedarse.


Dicha familia la cual se dice que fueron los primeros pobladores según fueron la familia "Felipe" posteriormente la familia "Arias" hace aproximadamente en el año de 1800-1810. Estas familias se dedicaban a la agricultura (cosechaban el maíz, frijol y calabaza), se dedicaban también a la crianza de chivos y cazaban animales silvestres con los cuales se alimentaban. De la misma manera sembraban el algodón con el cual elaboraban su vestimenta y la lengua materna que implementaban era el mixteco, sus casas eran elaboradas con palma, paja, belijan y hoja de caña. Trabajaban el barro para hacer sus utensilios.

Estas familias según se cuenta tenían una buena relación con la comunidad de San Pedro Tututepec (yukutsaa). Se llevaban tanto que se apoyaban mutuamente en sus actividades. Los habitantes de ambas comunidades se dice que eran nahuales de rayos por ese motivo las iglesias que construían se derrumbaban fácilmente. Hubo un día en que un habitante indígena, humilde y pobre campesino de lo que actualmente conocemos como Santa María Nutío conoció a una hermosa mujer la cual era princesa de aquel lugar la cual la enamoró con el paso del tiempo. Ellos pertenecía a diferentes pueblos, pero ese no era el problema, el problema es que ambos eran de diferentes clases sociales. Cuando el padre de la princesa supo de la relación que había entre su hija y aquel humilde campesino, este se molestó tanto que trató de separarlos encerrando a la princesa para olvidarse de aquel amor que ellos se tenían. Como su padre no aceptó la relación entre ellos, el joven decidió robársela, y llevarla a su pueblo natal con ayuda de otros habitantes de la comunidad. Estos habitantes cometieron el error de traérsela con ellos y trasladarla a Nutío. Cuando la comunidad de tututepec se percataron se decepcionaron tanto que decidieron ir por lo que era suyo. Según estos habitantes vinieron o tuvieron entrada en el cerro de la cruz situada al norte de la población y empezó un enfrentamiento entre entre nahuales de ambas comunidades, pero los de Nutío no podían más porque eran pocos y algunos decidieron refugiarse en una poza del río de la población debajo de una piedra. Dicho lugar estaba cubierto de tepetate y en el fondo había una cueva en la cual se ocultaron.


Los nahuales eran de rayos. Al ver que el joven no estaba y no quería salir decidieron lanzar muchos rayos por todo el territorio de Santa María Nutío, dejando así al pueblo totalmente quemado por la lumbre que resultó del impacto de los rayos y la tierra, algunos habitantes sobrevivieron y otros no, como la gente que se quedaron luchando en la comunidad estaban tan asustada decidieron decirle al padre de la princesa en donde se encontraba su bella hija. Así fue como el padre se dirigió a dicha poza, pero se sorprendió al llegar pués de tantos rayos que lanzaron se impactó con la piedra partiéndola en dos pedazos y dejando al joven y a su hija muertos. Después de eso el padre se mató por haber perdido a su hermosa hija. Fue así como le pusieron el nombre a la poza, como "la poza del secreto" a "poza secreta". Como el pueblo de Santa María Nutío, todavía no tenía nombre, decidieron ponerle "tierra quemada", que en su lengua materna el "Mixteco" era "Ñu´u chi'yo", pero después vinieron señores de otros lados y al pronunciar el nombre se equivocaron y decían Nutío en vez de "Ñu'u chiyo", y como los habitantes decían que la tierra era Santa porque en este lugar supuestamente apareció la virgen María, pués decidieron entre todos ponerle el nombre de Santa María Nutío.


La poza del cura

Cuentan que hace mucho tiempo, un 25 de julio, un cura de Pinotepa de Don Luis vino a dar una misa para celebrar la fiesta del pueblo y por querer llegar temprano a Don Luis se vino por las veredas que había en ese entonces.


Después de llevar a cabo la misa lo llevaron a la casa del mayordomo y como no tenían dinero para pagarle le ofrecieron comida. El cura les dijo que no había problema, pero los del pueblo decidieron pagarle regalándole una mula.

Era una tarde lluviosa con muchos truenos cuando el cura acompañado por un sacristán se fueron por la misma vereda. Al momento de pasar por una poza del río, vieron a una mujer que se ahogaba y lo estaba llamando, ellos querían ayudarla, pero como no podían nadar, el cura decidió meterse con su mula a la poza. Esta piso mal y se resbaló en una piedra, el cura calló al río, se golpeó la cabeza y se ahogó, el sacristán que lo acompañaba avisó a la gente de Nutío que el cura se había ahogado en aquella poza. Al ver lo que sucedió los habitantes de Nutío fueron a sacar al cura de la poza pero ya era demasiado tarde, el cura se había muerto y la mujer había desaparecido. Los habitantes de Nutío trajeron el cuerpo a la población, después lo mandaron a Pinotepa de Don Luis. Desde entonces esa poza la llamaron la "poza del cura" por haberse muerto ahí, al lado derecho de esa poza están tres cruces donde brota el agua y en una piedra está estampada el casco de la mula.


La poza cuate


Cuentan las personas mayores que en la poza cuate había oro y que todo ese oro tenía un guardián que cuidaba del galón. Un día llegaron unos señores extranjeros que querían ver el tesoro de Santa María Nutío estas personas se sorprendieron al ver tanta riqueza.

Las personas de esta comunidad advirtieron a los extranjeros del guardián de aquella poza pero no hicieron mucho caso. Los extranjero engañaron a las personas de esta comunidad que muy próximamente existiría la luz, calles bien hechas, parques y otras cosas más bonitas como las que hay en la ciudad, los extranjeros trajeron explosivos para tirar dentro de la poza y así poder extraer todo el oro posible y al mismo tiempo asustaron al guardián y se fue a la comunidad de San Pedro Siniyuvi y por las noches va a visitar a donde antes era su casa y por los explosivos la piedra se abrió en dos pedazos.



El Cerro Yuku Chiin



Cuentan que hace mucho tiempo en el cerro que se encuentra al norte de Santa María Nutío, vivía el diablo. Éste siempre robaba los chivos de las personas que vivían cerca, las cosechas de las personas, a las mujeres y a los niños de sus casas.


Pero un día los habitantes de Nutío que se encontraban en el lugar conocido como tierra blanca se molestaron mucho que decidieron ir al lugar en donde según habitaba el diablo pero a medida que caminaban para subir el cerro pudieron notar que por mas que caminaban no avanzaban ni un poco. Mucho después se dieron cuentan que era manifestación del diablo por lo que no avanzaban porque no quería que las personas llegaran a donde el habitaba para no poderle hacer daño.

Los habitantes intentaron en muchas ocasiones llegar a ese lugar pero como siempre sucedía lo mismo y el esfuerzo era en vano. Las personas ya cansadas de lo mismo un día decidieron ir por el cura al pueblo para llevar a bendecir dicho lugar y así lo consiguieron. Paso el tiempo y ya no se volvió a saber más del diablo.

Después que pasó al lugar en donde el diablo habitaba (cerro), le empezaron llamar en su idioma que es el mixteco "yukuchiin" que significa cerro del sudor.



Aparición de la Virgen de Juquila


Cuentan los señores de esta comunidad de Santa María Nutío, que hace mucho tiempo antes de que la comunidad se llamara Santa María. Apareció la virgen de Juquila también conocida como la virgen de Concepción. Esta se encontraba en la colindancia entre Santa María Nutío y la comunidad de San Pedro Siniyuvi. En aquel entonces se encontraba una poza por donde hoy pasa el arroyo llamado yutakoyo, esta poza se situaba en la orilla de un árbol de aguacatillo. Fue ahí en donde se apareció la virgen con dos campanas una grande y una chica con iniciales en el exterior.
Cuando apareció la virgen unos señores la vieron y rápidamente fueron a la comunidad para avisar, al recibir la noticia los demás señores se organizaron, fueron a traerla y la ubicaron en donde ellos tenían su iglesia. Esta iglesia era una casa cercada de palitos a su alrededor, cuentan también que la campana chica se rompió ya que años después una mujer la tocó, además que los niños le tiraban piedras, fue por eso que llegó a romperse.

Pero la virgen presentaba un defecto ya que no le gustaban los ruidos de los borrachos y de los niños que jugaban mucho. Fue por eso que ella abandonó la iglesia y desapareció del lugar dejando solo su imagen y las campanas, por esa razón le realizan un festejo o feria anual del pueblo a su honor como Santa patrona. Esta actividad se realiza los días 6, 7 y 8 de diciembre que fue en esa fecha que desapareció, tiempo después se supo que volvió a aparecer en la comunidad de Santa Catarina hoy en día conocida como Juquila grande.

Por el motivo de la aparición de la virgen a esta comunidad se quedó con el nombre de Santa María, fue lo mismo que le sucedió a Santa Catarina quedando llamada Santa Catarina Juquila.


Publicado el: 2020-05-02
A las: 20:27:31